lunes, 2 de mayo de 2011

Para suicidarse lentamente...


... Coma todo lo que evitan quienes buscan la perfección.
Desayuno: Huevos fritos o revueltos con jamón; varios panes untados con margarina y rellenos de mermelada; leche con cocoa muy bien endulzada.

Almuerzo: En primer lugar, nada de ensaladas. Una sopa de sobre bien espesa; un plato fuerte con carne grasosa rodeada de algún puré o con unas deliciosas papas fritas; y de postre na buena porción de helado de chocolate.

Cena: Abra el refrigerador y déjelo medio vació.


No hay comentarios:

Publicar un comentario